EPISODIO 9×9 DE THE WALKING DEAD

CONTIENE SPOILERS (muchos, muchos, muchos, lee solamente si estás totalmente seguro de querer hacerlo)

 

Pues nada, ya pasó el esperado (para pocos, la verdad) episodio 9X9 de The Walking Dead (TWD). El episodio se llama Adaptación.

Habíamos dejado a nuestros amiguis en el cementerio ochentero. Pues nada, ahí arranca. Jesús está tumbado en el suelo sangrando (parece que la palma) debido a que  un zombie que esquiva su golpe estrella en el episodio anterior, lo apuñala por la espalda. Ahí Daryl se da cuenta que uno de los zombies no lo es. Es un humano con una máscara de piel sobre su cara. La máscara se la lleva Yumiko. También vemos que hay un caminante que es capaz de abrir el cerrojo de la verja del cementerio ochentero en que el grupo deja encerrado a la horda zombie tras huir . Bueno para los que leemos los cómics tampoco es nada fuera de lo común pues ya sabemos que ese rebaño lo pastorean los Susurradores. Uno de los caminantes antes de que muera Jesús le susurra que no está en el lugar que le corresponde. Lo que viene siendo una declaración de intenciones de otra nueva lucha territorial a la que tendrán que enfrentarse nuestros postapocalípticos supervivientes.

Después de la cabecera de la serie, lo primero que vemos es a Negan saliendo de su celda. ¡Me cae bien este tío! Con toa la pachorra se come un tomate. Este hombre no sabe vivir si no lleva un objeto contundente colgando de una mano. Ya ha sustituido a su amada Lucille con lo primero que ha encontrado. Una pala. Con ella en la mano va hacia la habitación de Michonne creo que con la intención de abrirle la cabeza, pero no la encuentra. Se dispone a saltar la valla cuando Judith le apunta con su revólver y le dice que no es una buena idea, que ahí fuera no hay nada para él. Bueno, Negan con su encantadora sonrisa y sus argumentos caramelosos convence a la niña de que lo deje marchar prometiéndole que nunca, nunca, nunca  le volverá a hacer daño a nadie. Ella lo deja pero le advierte que si lo vuelve a ver le disparará.

Por otro lado en Hilltop se organizan para buscar a los que faltan. Alden y Luke (el profesor de música) son los que salen a buscarlos.

Mientras tanto Michonne y Daryl aprovechan para hablar (a ver si se sabe ya lo de las X en el cuerpo, leñe! que no puedo con tanta intriga!! Pues no, de momento no) ¡¡Hay que joderse, que la palme Jesús y que Eugene siga vivo!! ¡Virgen de mi vida!

Llegan a un puente en el que hay unos caminantes y deciden averiguar si son de los “nuevos” o de los originales. Lo hacen disparándoles a las piernas, si gritan de dolor es que son de los “nuevos”. Capturan a uno de ellos, una mujer y aun con la mirada de desaprobación de Michonne, se la llevan para Hilltop y la encierran. La mujer resulta ser una adolescente llamada Lydia que les explica que solo su madre sigue viva. Que eran diez y que así es como sobrevivian, viajando infiltrados entre los rebaños de caminantes.

Ya llevamos 14 minutos de serie. Yo no digo na. A ver si remonta porque de momento…

Negan sigue ahí con su pala a cuestas. La lleva igual que si llevase a Lucille, cargada sobre el hombro. Ya le ha servido para cargarse a un par de caminantes. No se… quizás no se estaba tan mal en la celda. Se siente  más solo que mi suegra en tanga… pero ha conseguido una chupa nueva de cuero. Vamos por el minuto 23 de la serie. Yo no digo na… pero…¡oh! ¡apasionante! Negan entra en una tienda y coje una chupa clavadita a la que tenía mientras huye de unos perros…¡¡trepidante!! ¡Voy por otra bolsa de Ruffles! ( ironía, para los que no lo habéis notado).

¿Dónde está el nuevo The Walking Dead que me prometieron? ¿Esto es un primer episodio de segunda temporada en condiciones? ¿En serio? Por favor que le den un fin digno a esta serie ya. Ni Feria ni leches. ¡A 27 minutos del final estoy aburrida de morirse y la peña dice que ha sido un episodio genial! Lo  mismo es que todo pasa en los últimos cinco minutos. Ains… vamos a seguir un poco más a ver….

Bueno, Negan ha cambiado la pala por una barra de hierro que la lleva igualmente sobre el hombro, como llevaba a Lucille. ¡¡Este hombre no se halla!! Ha ido hasta su base para descubrir que está solo y vuelve a Alejandría en moto para meterse en su celda de nuevo. Es verdad que mola Judith, pero vamos eso tampoco salva el episodio. Los que centran la calidad del episodio en las dos intervenciones de la niña, que no lo flipen tampoco. Carl era mucho más interesante como personaje infantil y el actor, mucho más bueno (o lo mismo es el doblaje, no se)

Alden y Luke han caído de patas en el cebo del rastro de flechas y así acaba el episodio. Los Susurradores los han atraído hacia ellos y la semana que viene sabremos por qué motivo. Bueno, lo sabremos los que todavía sigamos viendo la serie pues yo creo que este episodio se ha dejado otro millón de espectadores por el camino.

Síntesis: el episodio es más flojo que el zurullo de un borrego y quedamos a la espera de que el “modus operandi” de los Susurradores nos cautive en los próximos episodios. Yo la voy a seguir viendo, aunque cada vez se parece más al Secreto de Puente Viejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *