MOCHILAS PORTABEBÉS EN EL POSTAPOCALIPSIS

¡Hola amiguitos! hace algunos días que no escribía nada. He estado ocupada redactando un artículo sobre mochilas portabebés.

Esto me ha traído muchos quebraderos de cabeza, sobre todo porque he tenido que abandonar mi estilo inimitable de escritura y ceñirme a la asepsia textual que tanto me amarga la vida. Pero bueno, tengo la costumbre de comer tres veces al día…¡Ya tu sabeh, mi amol!

Mientras estaba inmersa en el apasionante mundo del porteo infantil, natural y ergonómico, la verdad es que es como si tuviera dos cerebros, porque con uno iba desarrollando una guía de compra de tan apreciado artículo, pero con otro iba buscando aplicaciones prácticas en un entorno postapocalíptico de muertos que caminan. Y pensaba: “cuando acabe esta pesadilla de curro, voy a redactar un artículo en el que explique muy bien cómo sobrevivir a un apocalipsis zombie si eres un niño y el uso de la mochila portabebés en los mundos postapocalípticos”. (Llámame friki, si quieres)

Sobrevivir siendo un bebé en un mundo plagado de zombies no es nada fácil.

Vamos a comenzar desde el principio. Imaginemos que ha nacido un bebé en medio de esta hecatombe zombielesca. Vamos a ponernos en un escenario muy pero que muy ideal. Es decir,  el niño nace bien, a la madre nadie la mordió durante la gestación, no fallece en el parto…. ¡Bien! es un niño normal, que puede sobrevivir, sobre todo si no es muy llorón. Será amamantado y  aprenderá a ser amamantado mientras su madre va corriendo que se las pela por esos mundos apocalípticos de Dios…

Para transportar al bebé, no hay nada como hacerlo de manera natural. Antropológicamente hablando, transportar a los bebés en un carrito, es una excepción de la cultura occidental. Así que  correr desesperada con una horda de mordedores podridos detrás de ti con un bebé en los brazos es la forma más natural de hacerlo. Nada de llevar al “nene” tumbado, que eso no es ergonómico. Está  claro que iría muy bien tener las manos libres para poder incrustar un cuchillo de abrir ostras en los cráneos de los zombies que te puedan estar alcanzando, para zafarte.

Si quieres poder correr, llevar un bebé en brazos y además tener las manos libres, lo mejor es saquear de cualquier Corte Inglés que te encuentres en tu huida  una buena mochila portabebés. El Corte Inglés, sección mochilas portabebés.

Hay otros sistemas de porteo más naturales, como el fular portabebés pero hay que hacer muchos nudos y eso requiere de práctica y un tiempo del que quizás no disponemos. Yo creo que es mejor colgarse el “rorro” y salir pitando, eso sí, en la posición frontal hacia adentro, que es la única posición que de verdad es ergonómica. En el caso de estar rodeada por una horda, si va a ser un momento puntual, puedes poner al bebé en posición frontal hacia afuera. No es ergonómico, pero así va viendo la cara de los zombies que avanzan hacia él y se va familiarizando con el entorno de mierda que le ha tocado vivir. Eso le ayudará a estimular sus sentidos.

También sirve de parapeto, pues el zombie llegará al bebé antes que a ti, y con el maravilloso sistema de click del cinturón, tan práctico de quitar y poner,  podrás abandonarlo y entretener a los mordedores con este tierno señuelo mientras huyes. Si por el contrario esta opción no puedes valorarla éticamente, que sepas que la  posición frontal hacia afuera también te permite enseñar a tu bebé cuál es la mejor forma de acuchillar un caminante para llegar a su cerebro y que no moleste más. La mochila portabebés Ergobaby 360, lleva una capucha incorporada que a parte de para que no le dé al niño el sol de macetilla en la cabeza, evitará que los fluidos producto de la trepanación, acuchillamiento, flechicidio o apuñalamiento ocular del podrido, caigan directamente sobre su inocente cara infantil.

Ya que te pones a saquear, no cuesta nada pillarte una que sea ergonómica. Es decir que mantenga la posición del bebé en forma de ranita (con el culete bajo y las rodillas más elevadas en forma de M) y que mantenga la posición de la espalda curvada en forma de C.

De todas las mochilas que hay en el mercado, si te puedes pillar una Ergobaby 360, pues mejor que mejor. Estoy muy pesada con esta marca. Lo sé. Es  porque después de haber perdido una semana de mi vida haciendo comparativas, llegué a la conclusión de que es la mejor y además la única que tiene certificados de gente que sabe mucho sobre posiciones ergonómicas y que cobran por poner un sello a la mochila. Además es una de las más caras. Puestos a robar, no te vas a tirar a una mierdamochila de 40 pavos, ¡que el esfuerzo es el mismo!

La semana que viene tengo que escribir otra comparativa  sobre latas de atún. Eso es genial porque así os podré refritar un artículo sobre la importancia de atesorar latas de atún durante tu vida, por si las moscas…bueno, por si los muertos… Todavía no he comenzado mi investigación, pero yo ya sé que las latas de atún del Mercadona ganan por goleada.

¡Y nada!, buena suerte,¡¡la vas a necesitar!!

4 opiniones en “MOCHILAS PORTABEBÉS EN EL POSTAPOCALIPSIS”

  1. Cómo Opinador Profesional que soy, opino que para nada la Ergobaby 360 es la mejor mochila portabebés. La mejor mochila portabebés es la Boba 4G , porque tiene un montón de certificaciones de ergonomía, que es de lo que se trata. También porque es mucho más fácil de colocar que la Ergobaby y además, porque tiene pequeños detalles como la trabilla para evitar que se te caiga el bolso, o el reposapiés , que sirve para que el niño aunque sea más mayor e inquieto apoye los pies en la cadera y mantenga así la posición ranita. Si hablamos de precio, es ligeramente más económica en Amazon que la que tu mencionas. Por lo demás, felicidades por el artículo. No quiero ni pensar que puede pasar si se posicionara bien en Google y cuando una madre busque mochilas portabebés dé con «esto». Ja,ja,ja!

    1. Gracias. «un montón de certificados»… a eso se le llama vaguedad en el lenguaje. Si te interesa opinar de verdad sobre este tema, te recomiendo que hagas un trabajo de investigación sobre los certificados de ergonomía que dicen que llevan las mochilas… es algo apasionante en el que puedes invertir(perder) una semana de tu tiempo para darte cuenta que no verás ni un solo certificado del Instituto Internacional de Displasia de Cadera que to quisqui afirma que llevan las mochilas, que esto ya es cómo lo del perro y Ricky Martin…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *