EL LEGADO DE GEORGE A. ROMERO

Pese al gran éxito de su primera película, yo soy fan de Dawn of the dead, que en España se tituló Zombie, el amanecer de los muertos vivientes y es de 1978.   Lo soy por esa puñetera manía que he tenido, de soñar de manera recurrente que me quedaba atrapada y rodeada de mordedores en el Corte Inglés de Diagonal, en Barcelona.

Seguramente este sueño recurrente es parte del legado que me dejó, George A. Romero… A mi y a media generación de los 70.

Los Zombierromeros

Las características de los zombies de Romero sentaron cátedra y hasta hace bien poco, un zombie para todo el mundo era un zombierromero. Estas son algunas de las premisas principales extraídas de la obra maestra y película de culto  Dawn of the dead:

  • Los zombies matan para devorar a sus víctimas porque esto es lo que les permite seguir existiendo.
  • Para evitar que un muerto “resucite”, se le tiene que separar la cabeza del cuerpo.
  • Para matar a un muerto viviente se le tiene que disparar en la cabeza.
  • Se recomienda a los vivos que permanezcan juntos en grupos.
  • A diferencia de los nuevos zombies, los romerozombies caminan bastante rígidos y no avanzan con una sola pierna arrastrando la otra echando el tronco hacia adelante, sino rectos y con los brazos extendidos para poder atrapar al vivo. Bastante tiempo después es cuando los muertos andantes del cine comenzaron a andar como en el Thriler de Michael Jackson.
  • Son macilentos, pero me imagino que por la limitación de sus efectos especiales, no tienen mucho de podrido en la cara ni en el cuerpo.
  • Son mas lentos que el caballo del malo. Desde que abres la puerta del sótano hasta que los tienes encima te da tiempo de recitar la Canción del Pirata de Espronceda y fumarte un par de pitis.
  • Los Romerozombies, que han sido encerrados en el sótano y son alimentados con vivos, comen tranquilamente en grupo y cada uno tiene su trocito de carne fresca en su poder, permanecen sentados cada uno en su sitio. No invaden sus distancias psicológicas. Se dejan volar la cabeza con una tranquilidad pasmosa. No huyen y pasan de que les apuntes con un rifle, ellos a lo suyo.
  • Los vivos saquean por necesidad, pero disfrutan muchísimo haciéndolo.
  • Un mordisco de zombierromero te convierte en zombie… pero en tres días (aunque si te acribillan a mordiscos, pero no te devoran, puedes ser que te conviertas en un par de horas).
  • La idea del virus y el desarrollo de una posible vacuna es una teoría que ya aparece en Dawn of the death.
  • Para evitar el contagio después de un mordisco, la solución es amputar el miembro que ha sido mordido lo más rápido posible, aunque siempre se prueba primero la solución del torniquete. ¡La de muertos vivientes con torniquete que debía haber recorriendo las calles de Illinois!!
  • La chica frágil y delicada que no sabe ni abrir una lata de conservas, en diez segundos se convierte en la Rippley de Zombieland, una experta tiradora, trepadora y rompecráneos.
  • Es una suerte que en cualquier centro comercial de EEUU puedas encontrar armas de fuego de todo tipo y calibres, pues la provisión de armas y munición es imprescindible.
  • Los Romerozombies saben subir escaleras y encaramarse a los sitios, por este motivo a veces acaban en las azoteas.
  • “Cuando en el infierno no queda sitio, los muertos vuelven a la tierra”

Un comentario en “EL LEGADO DE GEORGE A. ROMERO”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *