¿Pueden las plantas ser zombies?

Como experta en zombiología, que creo no haberlo dicho en todo este tiempo que llevo escribiendo en este blog, muchos me han preguntado si las plantas podrían convertirse en zombis dado que zombi conlleva la resurrección fatal de todo lo que está muerto, que en otro momento estuvo vivo y, por ende, extensible a las plantas.

Para contestar a esto, habría que hablar de tres niveles de holocausto zombi que habrá que explicar detenidamente.

Epidemia humana

Éste es el nivel básico de zombificación. Implicaría que sólo los humanos pueden convertirse en zombis así que podemos seguir conservando nuestras mascotas y llevarlas con nosotros a la transumancia propia del holocauso sin miedo… siempre y cuando se comporten y no se escapen en el momento más inoportuno como hacen siempre los perritos falderos de todas las películas y no quiero mirar a nadie ¿eh, Toby?

Epidemia mamífera

Esta es la epidemia más común en el cine cuando incluimos a nuestras mascotas en el reparto del virus zombie. Las pirañas siguen siendo pirañas, las ballenas siguen gimiendo como ballenas (hablo literal, no estoy pensando en nadie que me caiga mal) pero los perros y los gatos se vuelven maníacos asesinos. Aún no he visto una vaca zombie pero comprendo que es posible en este nivel epidémico.

Epidemia animal

Aquí no se salva ningún animal que después de reptar, volar, nadar y correr ha muerto por un tonto accidente… ni siquiera los aplastados en las carreteras, los peces, los cocodrilos (¡tela! aún no me había puesto a pensar en un cocodrido zombi), los dinosaurios, los abrigos de pieles (puntazo vegano), los pollos descabezados del frigorífico, los filetes que pensabas comerte… en fin, todo eso.

Epidemia total

Éste es el caso en el que te tiemblan las canillas con sólo pensarlo y es el caso en que todo lo que muere pudiera revivir en forma zombificada y aquí entrarían las plantas… pero me temo que no sólo las plantas sino todo lo que en algún momento tuvo vida por lo que una piedra fósil, una concha, el petróleo, la gasolina… todo absolutamente todo revive malamente. Llegados a este punto más vale convertirse en zombi rápidamente porque no se salva ni el tato. Si esto ocurriera, podría revivir lo inimaginable, quizá la ropa que vestimos, el cigarro que nos íbamos a fumar, los posos del café… Hasta las droseras vivas te caerían bien en un ambiente tan podrido como éste:

La drosera come moscas pero las droseras zombies… vete tú a saber lo que comerían.

 

Quien sabe si, bajo este prisma terrible, nuestro propio planeta se volvería zombie:

¡Qué yuyu!

Según los legos en la materia, incluyéndome a mí que para eso tengo una certificación por la Universidad de Wisconsin o como se escriba, esta última modalidad es posible sólo en los libros de ficción pero ni siquiera se ha narrado nunca porque en un holocausto así no habría esperanza para el ser humano. Nos habríamos muerto todos en el primer mes y se habría acabado la película a los cinco minutos.

Además no habría causa que afectara a toda la materia “morible”. Sabemos que los virus sólo afectan a un número concreto de especies de huéspedes. Las maldiciones y los maleficios, sólo afectan a los humanos y algún que otro gato. La generación espontánea de zombis sólo tiene alcance mamífero y las invasiones extraterrestres, por definición, sólo atacan a los humanos que son los únicos que están obsesionados con defenderse de los marcianos.

Así que espero que con esta clara y detallada explicación, te haya quedado claro que sólo puede haber una planta zombie en el mundo y es la de la Pequeña tienda de los Horrores.

2 opiniones en “¿Pueden las plantas ser zombies?”

  1. Como opinador que soy, opino que tiene que ser una carambola terrible que un virus zombie afecte a todo ser que una vez estuviera vivo. No puedo imaginármelo. El artículo es genial!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *